¿Por qué es tan importante la agricultura ecológica para el medio ambiente?

En la actualidad, la intensa producción de alimentos en masa, basada totalmente en el empleo de monocultivos y agrotóxicos está provocando algo más que la pérdida a pasos agigantados de espacios naturales, sino de la biodiversidad de plantas que en él se hallan. La agricultura ecológica ha surgido como una alternativa sustentable que, a cada segundo, gana más y más adeptos.
Basa en la experiencia que los primeros agricultores tenían sobre las tierras y la naturaleza y su capacidad de aprovechar sus ritmos sin ocasionar estragos en el ambiente, la agricultura ecológica busca el máximo beneficio para el campesino, pero también para el medio ambiente.

La agricultura ecológica para el medio ambiente

Sobre todo, durante las últimas décadas, donde el calentamiento global, los excesos de contaminación y demás, llaman a tener y construir una consciente de nuestro entorno y el impacto negativo y positivo que podemos tener sobre él. La agricultura ecológica surge, entonces, como la única solución a estos problemas.

¿Es realmente importante la agricultura ecológica para el medio ambiente?

Sí, Y a continuación te daremos seis motivos que te convencerán de empezar ya mismo a utilizarla.

#1 Favorece a la pequeña y mediana industria.
Son los campesinos de la pequeña y mediana empresa quienes se beneficia de la agricultura ecológica, en especial en zonas de mucha pobreza, ya que generan empleos mientras que se cuida el ambiente.

#2 Preservación de especies.
La agricultura ecológica no pretende desforestar un bosque para convertirlo en una hectárea de siembra, sino conseguir un equilibrio entre la naturaleza y las necesidades el hombre. De esta forma, se preservan variedades de plantas autóctonas de las zonas de cultivo y se respetan las zonas indígenas.

#3 Protegemos nuestro ambiente.
Con la agricultura ecológica se puede cultivar los alimentos de nuestro consumo sin flagelar al ambiente por ello. Esta clase de practica busca, por sobre cualquier cosa, cuidar de la naturaleza.

#4 Los alimentos son más saludables.
Tus frutas y verduras estarán libres de productos químicos (para evitar las plagas) o de hormonas que podrían repercutir, con los años, en tu salud y causarte grandes enfermedades.

Como verás, practicar la agricultura ecológica no sólo cuida nuestro ambiente, sino nuestro cuerpo, ¿qué esperas? ¡Únete a la causa! ¡Cuidemos nuestro hogar!